miércoles, 16 de mayo de 2012

Fira de San Ponç y Roscón de Reyes


Siiiiiiiii, ya sé que estoy un poco fuera de fechas, pero no es que no sepa en qué día vivo jeje sino que esta semana pasada se ha celebrado la Fira de San Ponç y con tanta fruta confitada por todas partes me ha venido a la cabeza el impresionante Roscón de Reyes que preparé este año con la receta de Su (Webos Fritos).

E S P E C T A C U L A R ! ! !



  
Tierno, jugoso, esponjoso, sube como la espuma y es una delicia comerlo.



Cabe decir que seguí su receta casi al pie de la letra porque es perfecta, y también seguí su consejo respecto al formato: hice dos roscones medianos y regalé uno a mi cuñada ^^.




Y aquí va la receta (aquí la original):

INGREDIENTES
Para el azúcar glas aromatizado
120g de azúcar glas
La ralladura de medio limón y media naranja, teniendo cuidado de no coger nada de la parte blanca para que no amargue.

Para preparar la masa madre
70g de leche entera
10g de levadura fresca de panadería
1 cucharadita de azúcar
130g de harina de fuerza

Para la masa principal
60g de leche entera
70g de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos medianos
20g de levadura fresca de panadería
2 cucharaditas de aroma de azahar 
1 cucharadita de licor de naranja
450g de harina de fuerza
1 pellizco de sal
Los 120g de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja

Para la decoración
Huevo batido
Azúcar humedecido con unas gotas de agua
Fruta confitadas al gusto.
Yo aquí iba loca por encontrar “lo verde” ya que es lo que más me gusta. Unos me dicen que es melón y otros calabaza, pero este año tocó calabaza porque como me decidí tarde en hacer el Roscón y acabé otra vez en el Corti, me hice con un par de “conjuntos” de frutas que hacían buena pinta y esto es lo que llevaban:
Naranjas, albaricoques y peras confitadas, calabaza de tres colores, blanca, verde y roja, y por supuesto guindas en almíbar.




PREPARACIÓN TRADICIONAL

La masa madre
Templamos la leche y deshacemos en ella la levadura. Mezclamos con la harina y el azúcar y formamos una bola.
Ponemos agua templada en un bol y metemos dentro la bola de masa madre. Cuando flote, en aproximadamente 10 minutos, estará lista para utilizar con la masa principal.

La masa principal

Mezclamos el azúcar glas con las ralladuras de la media naranja y medio limón para que se vaya aromatizando y reservamos.
Mezclamos la levadura desmenuzada con la leche templada para que fermente y reservamos.
Tamizamos la harina en un bol y hacemos un hueco en el centro como un volcán.
Aquí añadimos los huevos a temperatura ambiente y la leche con la levadura que habíamos reservado.
También el azúcar glas aromatizado, la mantequilla también a temperatura ambiente, una pizca de sal, el aroma de azahar, el licor de naranja y la masa madre.


Mezclar todo de una manera enérgica, con la batidora con ganchos de amasar, con una paleta o a mano, hasta que podamos formar una bola uniforme y consistente para poder trabajar con ella en la encimera.
Para ello, aceitamos la encimera y las manos para que no se nos pegue y traspasamos la masa a la encimera. Amasamos hacia adentro durante unos minutos hasta conseguir una mezcla elástica y que no se pegue en las manos.


Entonces formamos una bola y la colocamos en un bol grande que taparemos con glad engrasado para que cuando crezca  no se pegue la masa y dejamos en un sitio templado y sin corrientes para que doble su tamaño durante un mínimo de cinco horas.



Cuando la masa ha duplicado su volumen la partimos en dos a no ser que queráis hacer un roscón realmente grande (haciendo dos ya me ocupaban casi la bandeja del horno completa) formamos dos bolas metiendo la masa hacia dentro y dejamos reposar las bolas cinco minutos.

Es hora de darles la forma de roscón. Metemos los dedos en el centro y vamos agrandando el agujero poco a poco. Para ello podemos coger la masa en el aire e ir dando vueltas para que por su propio peso vaya agrandando uniformemente el hueco interior. Si la masa tiende a encogerse,  la dejarnos reposar otros cinco o diez minutos y volvemos a probar.

Una vez dada la forma, la colocamos en una bandeja de horno con papel de hornear y para evitar que mientras fermenta se cierre el hueco le podemos colocar un cortador de galletas redondo grande o un aro de emplatar engrasado en el centro (el mío era de 10cm de diámetro).

Cubrimos con papel de hornear o un trapo húmedo para que no se pegue la masa al crecer y dejamos reposar en un sitio cálido y sin corrientes hasta que doblen su volumen (alrededor de unas dos horas).

Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo.

Con mucho cuidado, con un pincel de silicona pintamos con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón ya que se podría desinflar, y adornamos con azúcar humedecido con unas gotas de agua y las frutas confitadas.




Horneamos en total unos 20 minutos de la siguiente manera: 10 minutos a 200º, bajamos la temperatura a 180° y dejamos 5 minutos más. Entonces miramos si se tuesta demasiado para poner un papel de aluminio por encima antes de cocinar otros 5 minutos (depende también del horno y si lo prefieres más doradito o más tostado).






Dejamos reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío, lo rellenamos al gusto o lo podemos comer directamente.



Yo lo rellené de nata y para que se mantuviera firme también seguí los consejos de Su, aparte de los consabidos de que esté muy fría tanto la nata como el bol y las varillas para montarla.







Y este es el resultado, dos estupendos Roscones de Reyes rellenos de nata que conseguí gracias al magnífico videotutorial que tiene en su web con el que se disiparon cualquier duda que pudiera tener al respecto.





Así que  GRACIAS SU!!!

Besotes,

Esther
Nini ;P



10 comentarios:

  1. si que tiene buena pinta!! Parece super jugoso y... me parece que voy a merendar algo XD
    A Vista de Mo

    ResponderEliminar
  2. Qué buena pinta tiene!! me encantan los roscones, esta navidad hice unos cuatro que yo recuerde!! te ha salido muy chulo :-)
    Besos
    Blog de Lourdes cookies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que siguiendo las instrucciones no podía fallar, vi el vídeo montones de veces mientras hacía el roscón jeje :)

      Eliminar
  3. Y anda que no lleva trabajo, pero dan ganas de comerlo ya, menos mal que no tengo que si no ya estaba haciendolo

    ResponderEliminar
  4. más que trabajo, tiempo, porque en realidad de trabajo en sí es menos de lo que parece. Pruébalo Charo ya verás que queda de muerte! Te lo llevas a Morillo y triunfas (aunq eso ya lo haces siempre jajaj)
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Hola guapisima,te ha quedado de vicio este roscon y la verdad es que ahora casi que apetece mas que en su epoca,lastima que no me da tiempo pero se me ha hecho agua la boca,un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias wapi ^^ la verdad es que sí, preparando la entrada me daban ganas de volver a hacerlo jaja, pero bueno, ya prepararemos algo para sanjuan

      Eliminar
  6. Cualquier momento es bueno para el roscón...¡¡qué rico!!! ¡y el tuyo tiene muy pero muy buena pinta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias ^^ la verdad es que estaba muy rico y ligero :D ... se acerca Sant Joan mmmmmmmmmmmmmmm

      Eliminar

Gracias por dejarme tus comentarios ^^ los leo todos :D